Que hacemos

La optometría es la ciencia que estudia el desarrollo y el funcionamiento del sistema visual. Así pues, previene, detecta y resuelve problemas visuales para mejorar la eficacia y el rendimiento del sistema visual.

1-OPTOMETRÍA COMPORTAMENTAL

Como optometristas comportamentales trabajamos  no sólo en ver bien,  sino en  identificar, dar el valor y sentido que tiene lo que vemos, decodificar,  procesar la información, almacenar y recuperar los patrones. Esto no lo podríamos hacer sin ocuparnos de  la neurofisiología y del desarrollo motor y cognitivo. Para ello,  a través de un exámen visual binocular y de percepción elaboramos un plan de actuación para ese paciente que consiste en gafas y/o prismas si es necesario y un plan de terapia visual.

Una buena visión no sólo es ver bien.  Si el paciente tiene dificultad para mover los ojos a lo largo de la línea durante la lectura,ó mantener el enfoque necesitará un esfuerzo extra en caso de logralo sin despistarse.

 

TERAPIA VISUAL: Planes de 6-12 meses en  sesiones de 45 minutos  en consulta una ó dos veces por semana  y 10-15 minutos en casa para que desaparezca  la sintomatología.

 

 

2-. ADAPTACIONES ESPECIALES DE L.C

Las lentes de contacto son lentes que se colocan directamente sobre la superficie del ojo para compensar los defectos de graduación, además de otras alteraciones oculares (ectasias corneales, malformaciones por traumatismos, etc).

Actualmente existen numerosos tipos de lentes de contacto, de las cuales las más utilizadas son las blandas de reemplazo diario o mensual, utilizadas para corregir defectos de graduación como miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia. Mientras, las lentes de tipo rígido (corneales y esclerales), semirrígido e híbridas suelen reservarse a casos especiales.

Una de las aplicaciones más interesante e innovadora de las lentes de contacto es la ortoqueratología, que consiste utilizar unas lentes de contacto especiales durante la noche (mientras dormimos) para compensar los defectos de graduación (miopía, hipermetropía o astigmatismo) produciendo un moldeo corneal que compensa el defecto de graduación permitiendo ver bien durante el día sin necesidad de utilizar ningún tipo de corrección. La técnica de Orto-k permite además disminuir el avance de miopía de forma efectiva en niños y adolescentes como han demostrado numerosos estudios científicos.

La compensación de la presbicia ó vista cansada mediante lentes de contacto también ha experimentado grandes avances. Hoy en día existen numerosos tipos de lentes que permiten ver bien a todas las distancias, permitiéndonos escoger en cada caso la alternativa que mejor se adapta al usuario en función de su estilo de vida y sus necesidades visuales, de manera que podemos leer bien sin gafas.

Las lentes de contacto también permiten compensar defectos visuales producidos por irregularidades corneales (ectasias, trasplantes, etc.), en cuyos casos es necesario utilizar lentes especiales que se ajusten a las características de cada paciente, este es el caso de las lentes rígidas esclerales y las híbridas, que son los últimos avances en el campo de la contactología.

 

3-. BAJA VISION

Super - visión para los que menos ven. Queremos que nuestros pacientes de glaucoma, DMAE, etc, puedan lograr sus retos. Para ello disponemos de lupas, circuitos cerrados de televisión y  filtros, aprovechando así los restos visuales, microscopios de Galileo para volver a leer ó bordar, telescopios para desplazarnos por la calle, etc.

La baja visión es una especialidad de la optometría dedicada a proporcionar ayudas visuales a personas con problemas de visión que no pueden corregirse del modo habitual (gafas, lentes de contacto, cirugía, etc.). Gracias a estas ayudas los pacientes pueden llevar a cabo sus actividades diarias más fácilmente y por lo tanto disfrutar de una mejor calidad de vida. Estas ayudas van desde las lupas de mano convencionales y  filtros de absorción selectiva, hasta los telescopios y los circuitos cerrados de televisión dotados de la tecnología más avanzada. 

 

4-. DIAGNÓSTICO POR IMÁGEN

El glaucoma es la principal causa de ceguera en el mundo desarrollado, que unido a la DMAE en los más mayores suponen un problema cuando no se detectan a tiempo.

Hoy en día, gracias a las revisiones periódicas y el diagnóstico por imagen OCT queremos que dejen de ser limitantes.

El diagnóstico por imágen es una de las especialidades que más ha avanzado en los últimos años en el estudio de la salud ocular, sobre todo del polo posterior (retina y nervio óptico), gracias a los avances tecnológicos. Esta técnica consiste en evaluar el estado de las estructuras oculares a través del análisis de las imágenes proporcionadas mediante determinadas técnicas, principalmente retinografía y tomografía de coherencia óptica (OCT). Esta última tecnología, presente en nuestro centro, es con diferencia la más efectiva para la evaluación del polo posterior ocular, ya que permite detectar cualquier alteración con una sensibilidad y especificad muy altas, de forma que se puede prevenir, corregir y tratar patologías tan importantes como el glaucoma o la degeneración macular asociada a la edad (DMAE), dando soporte a los hospitales de referencia cuando es necesario.

 

5-.TERAPIA AUDITIVA: TOMATIS

Por medio de la terapia auditiva Tomatis actuamos en la plasticidad de los circuitos nerviosos implicados en el desciframiento y el análisis de los sonidos de manera que circuitos que estaban bloqueados se desbloqueen con la consiguiente mejora  en la atención, el lenguaje,…y en adultos en el equilibrio de ciertas disfunciones.

 

6.- MOVIMIENTOS PARA INTEGRAR LOS REFLEJOS

La integración de los reflejos primitivos para dar paso a los posturales va a permitir unas correctas conexiones neurológicas, que evitaran déficits de atención, TDA-H, control de impulsos, enuresis nocturna… Basándose en la importancia de la integración de los reflejos primitivos surge la “Terapia de los movimientos rítmicos”.

Los movimientos rítmicos copian los movimientos que realiza el bebé para la integración y que en el momento pre ó post- parto no se realizaron de forma adecuada. Se da así al paciente una nueva oportunidad de integrar, y en algunos casos desarrollar para luego integrar, esos reflejos permitiendo que se restituya el SAR (sistema de activación reticular), produciéndose así una mejoría en los síntomas de esa falta de integración.

Los bebés ensayan sus movimientos una y otra vez hasta que los hacen perfectos, los niños mayores y los adultos que nunca integraron ese reflejo parecen haber perdido el contacto con ese patrón ideal y por lo tanto se les debe enseñar. Los movimientos rítmicos son una manera de integrar los reflejos primitivos tanto en niños como en adultos pero los movimientos se deben hacer una y otra vez para conseguir esos patrones perfectos.

Los niños y adultos que tienen dificultad para hacer un determinado movimiento rítmico de forma exacta nunca han integrado el reflejo asociado a ese movimiento. Cuando aprenden a hacer estos movimientos rítmicos de forma exacta los reflejos se pueden integrar, especialmente en niños pequeños.

Para ello se desarrolla una tabla de ejercicios que el paciente repite en su casa de forma diaria durante un mínimo de 6 meses. El paciente acudirá a consulta para valorar los cambios producidos y repetir los patrones para así poder introducir las modificaciones necesarias.